Si bien es cierto que la ortodoncia invisible (invisalign) se ha convertido en uno de los tratamientos más demandados para devolverle la sonrisa a los pacientes, tanto este procedimiento como los brackets tradicionales tienen prácticamente la misma eficacia. La diferencia se centra principalmente en el plano estético y la comodidad. Entonces, ¿cuál de estos dos tipos de ortodoncia es mejor? En las siguientes líneas, ofrecemos algunas claves. 

Invisalign: la solución ideal para aquellos que se preocupan por la estética

Todos sabemos que los brackets tradicionales pueden comprometer la estética durante todo el tratamiento. En definitiva, se ven. Sin embargo, Invisalign es prácticamente imperceptible. Por tanto, los pacientes que quieren un tratamiento eficaz pero también estético, deben apostar por este tipo de ortodoncia, prácticamente invisible, para sonreír sin complejos. 

 

La comodidad: clave de éxito en los tratamientos de ortodoncia 

Mientras que los brackets metálicos pueden generar pequeñas llagas o irritaciones por el contacto con labios, mejillas y lengua, los alineadores Invisalign se fabrican con un plástico de alta tecnología conocido como smart track. Con este material se consigue aplicar una fuerza constante sobre la dentadura sin que el paciente tenga que renunciar a la sensación de ligereza y suavidad. Por tanto, con las fundas invisibles evitamos la posible aparición de llagas y heridos. 

 

¿Necesitas una solución alineadora removible?

Los brackets metálicos son fijos, lo que puede producir ciertas complicaciones en la higiene, cepillado y para comer. Invisalign, en cambio, es removible, facilitando todas estas tareas diarias al paciente. 

 

Frecuencia de las revisiones

Los tratamientos convencionales de ortodoncia requieren citas menos espaciadas. En cambio, la ortodoncia invisalign, aunque también está sujeta a revisiones, los pacientes no necesitan acudir al dentista con tanta frecuencia. 

¿Tú también quieres disfrutar de un tratamiento efectivo y sin complicaciones? Si la respuesta es sí, ¡estás en el lugar adecuado! Y es que desde Clínica Dental Bonimplant nos avalan años de experiencia en los procedimientos alineadores Invisalign en Barcelona, una novedosa técnica en la ortodoncia invisible que proporciona extraordinarios resultados. ¡Te devolvemos tu sonrisa!